Blog

¿Cómo deben hidratarse las personas mayores?

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

¿Sabías que las personas mayores son vulnerables a la deshidratación?

Cuando cumplimos años nuestra sensación de tener sed se va reduciendo poco a poco, por lo que si nosotros o uno de nuestros mayores no tiene sed no evita que pueda existir la deshidratación. 

En general, la cantidad de agua del organismo decae con la edad, pasa de un 60% al 52% en el caso de los hombres y de un 52% a un 46% en el de las mujeres.

Por otro lado, recientes estudios han revelado que las personas con problemas de hidratación son más proclives a contraer resfriados, infecciones urinarias y respiratorias y piedras en el riñón.

A continuación pasamos a darte unos breves consejos para que estés siempre hidratado y también sepas cómo hidratar a tus mayores.

  1. Resulta más conveniente beber pequeñas cantidades de líquido durante todo el día que beber grandes cantidades de manera aislada
  2. Es recomendable beber entre 6 y 8 vasos de agua diarios, en torno a 2 litros.
  3. El consumo de café, alcohol y bebidas con proteínas tienen un efecto diurético en nuestro organismo, lo cual puede agudizar la deshidratación.
  4. Una correcta alimentación es fundamental para la hidratación. Verduras, frutas y fibra serán la dieta ideal para mantenernos saludables.
  5. Algunas de las señales más evidentes de la deshidratación son la fatiga, jaquecas, boca seca y orina oscura. Estos indicadores te servirán para estar alerta.

Los beneficios de una buena hidratación son, entre otros, un correcto funcionamiento del cerebro, fortalecimiento del corazón y de los riñones, además influirá positivamente en la salud de tu piel.

A continuación te recordamos cuáles son las recomendaciones en cuanto a hidratación basadas en rangos de edades específicos. Considerando como ‘moderados’ los niveles asignados a otros factores importantes como por ejemplo la dieta, el nivel de actividad y las condiciones ambientales.

Bebés. 680 ml/día – 1.0 l/día.

Niños. 1.1 l/día – 1.7 l/día.

Adolescentes. 1.8 l/día – 2,5 l/día.

Adultos. 2 l/día – 2,5 l/día.

Personas mayores. 2 l/día – 2,5 l/día.

Estamos seguros que ahora tienes mucho más claro cómo hidratarte y cómo hidratar a tus mayores.