Blog

Día Mundial de los Océanos

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El océano cubre más del 70% del planeta. Es nuestra fuente de vida y el sustento de la humanidad.

Prueba de ello es que el océano produce al menos el 50% del oxígeno del planeta, alberga la mayor parte de la biodiversidad de la tierra y es la principal fuente de proteínas para más de mil millones de personas en todo el mundo. Además, el océano es clave para nuestra economía, ya que se estima que, para 2030, habrá en torno a 40 millones de trabajadores en todo el sector relacionado con los océanos.

Sin embargo, su sostenibilidad se enfrenta a una gran amenaza, la contaminación por plásticos, que ha ido aumentando en los últimos años. Casi 8 millones de toneladas de basura al año llegan a los mares y océanos (el equivalente al peso de 800 Torre Eiffel o el peso de 14.285 aviones Airbus A380). Los plásticos que encontramos en superficie solo son la punta de iceberg, ya que representan menos del 15% de todos los plásticos que hay en el mar. Actualmente se han identificado cinco zonas de concentración conocidas como sopas” de plásticos": una en el Índico, dos en el Atlántico (Norte y Sur) y dos en el Pacífico (Norte y Sur). Estas zonas superficiales tienen una elevada concentración de microplásticos

Microplásticos, una gran amenaza para la sostenibilidad

Los microplásticos suponen una gran amenaza para los océanos. Estos diminutos fragmentos de plástico cuyo tamaño oscila entre un milímetro y unas pocas micras se encuentran en todas partes, desde los océanos, el aire y las rocas, hasta los alimentos y el agua que bebemos.

Son precisamente las cuestiones asociadas a los efectos sobre la salud de los microplásticos las que han motivado una creciente preocupación por estos llamados "contaminantes emergentes", también por parte de las instituciones. De ahí la elección de la Unión Europea de incluir los microplásticos entre los elementos regulados por la nueva directiva europea sobre agua potable, en vigor desde enero de 2021.

Si el problema de los microplásticos en el agua potable está destinado a atraer cada vez más la atención de los legisladores y los gestores de los servicios de agua, también es posible intervenir a nivel doméstico para eliminar totalmente la presencia de micro contaminantes. Los sistemas avanzados de filtración, desde la ultrafiltración hasta la ósmosis inversa, son capaces de eliminar casi todas las sustancias presentes en el agua, tanto en suspensión como disueltas, incluyendo pesticidas, hormonas, compuestos químicos y las partículas contaminantes más diminutas, como los microplásticos.

Cómo elegir un sistema de filtración que garantice un agua pura y segura

A la hora de elegir el tipo de filtro de agua hay que tener que cuenta que los sistemas de purificación acostumbran a utilizar carbón activado que absorbe los contaminantes, lámparas de luz ultravioleta que eliminan microorganismos, y resinas de intercambio iónico que retienen minerales o metales.

  • El filtro de carbono absorbe los contaminantes o estos se adhieren a las partículas de carbono. También reducen el mal olor del agua. Eliminan el amianto, el mercurio, el plomo y los compuestos volátiles orgánicos.
  • El filtro de ósmosis inversa filtra el agua a través de microporos que bloquean las moléculas de mayor tamaño que las del agua. A menudo, la ósmosis inversa y el carbón activado se presentan como sistemas complementarios.
  • El filtro de luz ultravioleta usa una lámpara de rayos ultravioleta, que atraviesa el flujo del agua, eliminando muchos de los microorganismos y bacterias. Elimina microorganismos y partículas en suspensión, pero no componentes químicos. Su gran ventaja es que puede durar hasta 20 años.
  • El filtro de ozono es bastante eficaz para eliminar todo tipo de microorganismos, virus y bacterias. Pero no para eliminar los elementos químicos. Un sistema de tratamiento del agua garantiza un agua libre de impurezas, que a menudo alteran su sabor.

Si quieres saber más sobre cómo consumir agua de forma segura y al mismo tiempo contribuir a la reducción de plásticos en el Medio Ambiente, descubre nuestras fuentes de agua sostenibles

 *Fuente: greenpeace.org