Elementos etiquetados

  • Ya se acerca la Navidad y con ella importantes momentos para compartir con la familia y los amigos.

    En estos días tan entrañables, en muchos hogares se empiezan a plantear cuáles serán los menús con los que disfrutaremos de estos momentos en buena compañía.

    Uno de los platos que no puede faltar y que además nos ayuda a mantener una alimentación equilibrada es el caldo de navidad. Este plato se elabora mediante una técnica que consiste en hacer una sopa y después reducirla para que quede muy concentrada y llena de sabor. 

     El caldo de Navidad se elabora con ingredientes de primera calidad, donde el agua constituye la base para conseguir un plato ligero y equilibrado, que nos ayudará a mantenernos hidratados y a mantener una dieta saludable.

    INGREDIENTES

    Para 8 personas

    • 500g Morcillo 
    • 1 Hueso o punta de jamón 
    • 1 Hueso de rodilla de ternera
    • 500 g Gallina
    • 300 g falda de ternera 
    • 2 Zanahorias
    • 1 Puerro 
    • 1 Patata 
    • 3 litros de Agua mineral (mejor si es agua filtrada porque en esta receta es importante que el agua no sea muy dura y no tenga sabor a cloro ni olores)

    ELABORACIÓN

    Preparamos la olla o cazuela con el agua. Si dispones de un dispensador de agua, tienes la opción de obtener agua a punto de ebullición que te permitirá ahorrar tiempo.

    Ponemos a cocer los huesos de jamón y vacuno, la ternera, la gallina y las verduras. Es importante cocer el caldo a fuego muy lento para que quede transparente e ir retirando la espuma e impurezas de los huesos a medida que vayan subiendo.

    El tiempo de cocción es de aproximadamente dos horas, una vez transcurrido este tiempo, apartamos los ingredientes sólidos y colamos el caldo.

    Esperamos a que se enfríe para retirar la capa de grasa que se formará en la superficie y reducimos el caldo en una olla para que se consuma, hasta que quede más o menos en la mitad de su volumen.

    Y ya tendríamos nuestro caldo de Navidad preparado para acompañar nuestras comidas o cenas navideñas.

    Esperamos que te haya gustado esta receta y recuerda que si estás interesado en disponer de una máquina dispensadora de agua, ahora puedes beneficiarte de nuestra promoción de Navidad. Disfrutarás de enormes ventajas. No tendrás que volver a cargar con botellas desde el supermercado y siempre tendrás a mano la opción de agua natural, fría o a punto de ebullición. Imagínate que maravilla para la cocción de legumbres, caldos y fondos, para refrescar verduras con agua fría, sopas, o para hacerte un té en un segundo, ¡Seguro que le encontrarás mil usos!